Lima se viste de amarillo para esperar la llegada del 2017


La ciudad de Lima ya dejó atrás la celebración navideña, los arbolitos y nacimientos para dar paso a una ola amarilla que simboliza los festejos por el advenimiento del nuevo año.

Las zonas comerciales de la capital como Mesa Redonda y Gamarra lucen por todas partes el color que se atribuye a la buena suerte y que, con buen ojo de negociante, los comerciantes muy oportunamente han colocado a la vista del público.

Para estar a tono con las celebraciones por la llegada del 2017 y la despedida del 2016 se pueden encontrar sombreros, lentes, matracas, pelucas, polos y las infaltables truzas amarillas de la buena suerte.

También se ofertan globos, guirnaldas y piñatas para la decoración de la casa. Estas últimas son elaboradas con los rostros de conocidos personajes de la política, así como figuras de la farándula.

Comentarios