CÉSAR ALVA MENDOZA, EL MONSTRUO DE LA BICICLETA, REVELÓ QUE TUVO UN CÓMPLICE


El asesino de la niña Jimena, de 11 años, quien fue violada, asfixiada y quemada en San Juan de Lurigancho dijo que tiene un cómplice.

Así, César Alva Mendoza hizo la revelación mientras era trasladado al penal de máxima seguridad de Cochamarca en Pasco y dijo “Yo solo no he sido, hay uno más.

El día del juicio voy a decir quién es”, además señaló que su cómplice se encuentra “en otra cosa” y que él “ya sabía lo que se venía” y por eso asumió la responsabilidad.
Así, este sujeto descartó haber planificado el asesinato de la menor y dijo que se encontraba en el lugar porque estaba esperando a un agente de la comisaría.

De otro lado, Alva Mendoza descartó tener algún vínculo con los policías y dijo que solo jugaba fútbol con ellos. Además, intentó justificarse diciendo que estaba bajo los efectos del alcohol y de las drogas.

Por lo que dijo que se quedó con el cuerpo de la menor y que esperó a que su cómplice le de una señal para sacar el cadáver de su vivienda y prenderle fuego.

FUENTE: DIARIO EL COMERCIO.

Comentarios