Terrorista se mofa de la ley MINEDU

Terrorista sentenciado  evade la ley MINEDU para seguir ejerciendo en el sector educación.

(Foto: Perú21)


Fernando Olórtegui, un condenado por terrorismo en 1991 y capturado en el operativo
Perseo en 2014, manipuló deficiencias y contradicciones legales
para seguir en el sector Educación a pesar de ser dirigente del Movadef.

Daniel Alfaro, Ministro de Educación,  anunció que separaría a
a todos los profesores y personal administrativo de su sector que hayan sido
sentenciados por terrorismo, hecho apología del terrorismo, cometido delitos de
violación sexual o traficado drogas.

Promesa que no será cumplida ya que existe una serie de obstáculos legales que impiden la acción de la ley que ordena el despido definitivo de los condenados.

Fernando Olórtegui Crispín es parte de esa nueva forma que Sendero Luminoso llamado  Movadef
desde 2006, Olórtegui trabaja en el sector Educación y hace dos años dejó el colegio
N° 8167 para pasar a la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) N° 4 de Comas.

A pesar de que su puesto era administrativo, Olórtegui dictaba clases a los niños de
primaria, mientras cumplía con absoluto fanatismo el cargo de secretario de
organización del Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), el
nuevo rostro de Sendero Luminoso.

Olórtegui continuó desarrollando el nuevo plan de Abimael Guzmán Reynoso hasta
que el 10 de abril de 2014 la Policía contra el Terrorismo lo capturó por segunda vez,
junto a otros 23 dirigentes del Movadef.

La pregunta es ¿qué vacíos legales utilizó Olortegui para evadir la separación del sector educación?

La Ley 29988, promulgada por el Congreso en enero de 2013, que establece la
separación de profesores y personal administrativo condenados por el delito de
terrorismo, recién fue reglamentada en mayo de 2017.
Sin embargo, Olórtegui Crispín se guarece en la orden judicial que ordenó su
reposición a fines de 2016. Ese año, el Ministerio de Educación intentó separarlo, pero
un juez lo repuso apelando al Decreto Legislativo N° 276 que garantiza la estabilidad
laboral.

TREMENDO VACÍO EN LA LEY

Lo único que entonces pudo hacer el Minedu fue sacarlo de las aulas escolares
y llevarlo al segundo piso de la UGEL N° 4 de Comas, en la oficina del archivo.
El Minedu explicó que según  el Legislativo N° 276 no prevé la destitución del trabajador si su condena judicial es anterior a su ingreso al magisterio, como es el caso de Fernando Olórtegui,
el ‘camarada Crispín’.

Por su lado, el abogado laboralista Jorge Toyama explica que la ley que el
Congreso promulgó, y que ahora el ministro Daniel Alfaro publicita, no puede
contradecir un mandato judicial.

“La seguridad jurídica supone que el Poder Legislativo no se puede meter en el
Poder Judicial. O sea, si el Poder Judicial dice que es un estable, luego el
Parlamento no puede decir que es una persona a la que no se le puede
reponer”, explicó Toyama.

Otro de los aspectos legales que amparan a sentenciados por terrorismo como
Olórtegui Crispín está en el artículo 1 de la propia ley reglamentada
recientemente en el Congreso.

Olórtegui no puede ser destituido porque su sentencia fue dictada bajo un Código Penal anterior al que se ejecuta en la actualidad. Eso lo libra a él y a todo el cuerpo de sendero luminoso condenados junto a Abimael Guzmán. 

Es urgente que se modifique esta norma con el fin de que no pueda ser apelable para que los terroristas criminales sigan influenciando  y manejando su organización debajo del radar de la ley.

Comentarios