---En Vivo - Radio Comas 101.7 Fm ---

SALUD: INCREMENTO DE TEMPERATURA ESTARÍA CAUSANDO INFECCIONES ESTOMACALES


Al subir la temperatura, los alimentos se descomponen más rápido y nos hace propensos a muchos males.

Foto: Malestares estomacales 


Las infecciones estomacales son muy frecuentes en verano por las elevadas temperaturas. El calor acelera la descomposición de los alimentos que están a temperatura ambiente y las infecciones que desencadenan, como las diarreas, pueden deberse al hecho de comer alimentos en mal estado. También hay que tener en cuenta que en esta época hay más moscas, mosquitos y otros insectos que inoculan gérmenes en los alimentos en que se posan.

“Las enfermedades del aparato digestivo tienen mucho que ver con la calidad del alimento y la forma de consumirlo. No es lo mismo la comida del día, casi recién preparada, que después de varias horas de cocida o el ‘calentado’”, dijo a Trome la doctora Carmen Palomino Guerrero, médico internista de la Clínica Internacional.


INTOXICACIÓN

A más temperatura, los alimentos se pueden fermentar y hay proliferación bacteriana que lleva a infecciones o intoxicación alimenticia.

“Con el calor, inclusive, proliferan más moscas y otros insectos que son vectores de enfermedades, vehículos de contaminación. El riesgo de contraer virus, bacterias y parásitos viene también por la falta de agua, de lavado de manos (al preparar y consumir los alimentos), ingesta de frutas o verduras mal lavadas o de ‘comida al paso’, expuesta al ambiente y sin refrigerar”, precisó Palomino Guerrero.


SEPA QUE

Los lácteos, carnes, pescado, huevos, cremas y salsas se fermentan rápido.

Coma lo más fresco posible (alimentos del momento).

Desinfecte su tabla de picar y el área de la cocina.

En la refrigeradora, que lo crudo no contacte lo cocido. No refrigere lo ya calentado.

Si hay diarrea, tenga una dieta blanda e hidrátese con suero oral o casero (panetela). No es buena la automedicación, mejor vaya al doctor.

En esta temporada aumentan infecciones por helicobater pylori, hepatitis A, salmonella y otros.


Fuente: Trome

Con tecnología de Blogger.