En Vivo - Radio Comas 101.7 Fm ---

Dióxido de cloro: El peligroso químico que se promueve como la cura para la Covid-19

También conocido como "la salvación milagrosa" o el "suplemento mineral para todas las enfermedades", lleva años promocionándose como un producto que cura enfermedades como la Malaria, el Sida, el Cáncer. Sin embargo, su ingesta frecuente puede afectar el sistema circulatorio y la disfunción de la presión arterial.

(Foto: Difusión)
La búsqueda de un remedio para erradicar la Covid-19 viene ocasionando la aparición de una enorme red internacional de proveedores, que aprovechando la compleja situación que vienen viviendo muchas personas, promueven el uso indiscriminado del dióxido de cloro como la "verdadera" cura de esta enfermedad.

En ese contexto, a pesar de las severas advertencias de reconocidos expertos en Salud, alegando su uso industrial para desinfección, diversos "gurús" como el que intentó invitar la Comisión de Salud del Congreso el pasado martes, Andreas Kalcker, junto a los representantes de la Coalición Mundial y Vida (COMUSAV), los vendedores de esta lejía, buscan ofrecerla como la cura de la Covid-19 aprovechando la susceptibilidad de la gente, y el desborde de casos evidenciados por el reinicio de las actividades económicas y el fin de la cuarentena.

Como se recuerda Kalcker, se hizo viral por la circulación de videos por redes sociales donde afirmaba "tener la cura para el coronavirus que el resto de países no deseaba conseguir, y de ser censurado por esto", asegurando que el dióxido de cloro o CDS, no sólo cura el (SARS-CoV-2) sino también enfermedades como el SIDA, o el Cáncer. Kalcker no cuenta con un título profesional oficializado o reconocido por algún Estado, pero en la Agenda del Congreso lo presentaban como "Biofísico".

En ese sentido la MMS O CDS, como suele denominarse a este producto, es solo una disolución de clorito de sodio en agua que se utiliza en la industria papelera como blanqueador y para descontaminar superficies. "El dióxido de cloro es considerado un poderoso agente blanqueador y su consumo puede causar graves daños a la salud, siendo algunos parcialmente mortales", advirtió en Minsa el año pasado.

Una de las principales webs que promueven estas sustancias a nivel internacional es la página "hectorgonzalo" (https://hectorgonzalo.com/), quién registra en su plataforma a 17 proveedores de Lima, Arequipa, Cusco, Chiclayo y Huancayo

Nuestro país aparece como un proveedor más de este producto
 con 17 vendedores de diferentes regiones 


En esa línea, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, explicó este jueves que no existe evidencia científica para lo que se viene afirmando sobre las propiedades milagrosas del dióxido de cloro, y agregó que no hay ensayos clínicos sobre su uso en el país, luego de que el Gobernador Regional de Arequipa, Elmer Llica, pidiera al Congreso emitir la norma que permita su distribución y uso en esa región.

"Siempre hay efectos secundarios que ustedes tienen que tener mucho cuidado ya que no está comprobado. En este momento nuestro país no hay ningún ensayo clínico que haya solicitado autorización, siquiera, para el uso del dióxido de cloro. No hay ningún ensayo que esté en curso de aprobación siquiera", precisó para América Noticias.

"Cada ciudadano dentro de la libertad propia puede tomar una decisión junto con su médico, pero esa decisión tiene que ser informada y saber que corre riesgos y tiene que saber que el Minsa no avala tal o cual sustancia. Por eso tengámoslo claro. Cualquiera puede probar, pero debe buscar referencias de los riesgos que corre para hacer una prueba que no está autorizada", agregó.

Finalmente, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU (FDA), indicó haber recibido reportes de personas que experimentaron eventos adversos de gravedad después de consumir el dióxido de cloro o CDS, como insuficiencia respiratoria, cambios en la actividad rítmica del corazón, insuficiencia hepática, vómitos severos y diarrea severa.

Productos no han sido evaluadas y carecen de sustento científico
 para curar o prevenir enfermedades



Redacción: Eduardo Goicochea 
Con tecnología de Blogger.